Elementos del Delito.

El primer elemento es la acción. Este elemento constituye la parte sustancial del delito de tal forma que dicha acción tanto como concepto y elemento debe ser típicamente antijurídico y culpable.
Este elemento es el único de carácter sustancial ya que los otros elementos señalan sólo características distintivas que sirven para diferenciar el delito de las demás acciones humanas. Es por eso que podemos señalar que la acción es todo comportamiento humano dirigido por la voluntad con miras a un fin ilícito.
El derecho penal considera al hombre no sólo como un ser corporal o como un ente netamente físico si no como un ser dotado de voluntad de tal forma que el orden jurídico es de carácter normativo moviéndose dentro del plano del deber-ser jurídico porque el derecho impone ordenes y la conformidad o controversia que pueda ocurrir entre la voluntad normada y la voluntad normante (ley) determina la relevancia jurídica de la actividad (acción) humana.
La acción humana debe considerarse en toda su integridad no sólo en la manifestación interna de la actividad si no que también en la voluntad que la inspira y rige. Es por eso que en el concepto de acción ya señalado podemos excluir diversas situaciones que no constituyen en materia penal a pesar de haber un movimiento corporal, una acción con consecuencias jurídicas como por ejemplo los hechos de los animales y de las cosas inanimadas, los hechos que no provienen de las personas naturales como los son las personas jurídicas y finalmente las actividades internas del hombre que no se manifiestan exteriormente, como por ejemplo los pensamientos y los deseos.
Otro ejemplo lo constituye la condición u estado de una persona, por ejemplo el demente, contrario a esto el sujeto que comete un ilícito bajo drogas o alcohol.
También los hechos involuntarios del hombre ya que este punto se contrapone a exteriorización de la voluntad, ya que la sola voluntad no es acción, la actividad externa sin voluntad tampoco es acción.
Se comprende en este punto los actos del hombre en que interviene como mero cuerpo físico sujeto a otras fuerzas de otros hombres u otra naturaleza que su voluntad en nada a intervenido en la generación o decisión de la actividad.
La ley a modo de ejemplo señala el estado de necesidad que también se encuentra exento de responsabilidad criminal.

Definiciones de Elementos del Delito.

Acción. La acción es la conducta humana con la intensión de cometer un delito o de actuar negligente que provoca daño en otro.

Tipicidad. Es la descripción que el legislador hace de una conducta contraria a derecho y que constituye un delito (un hecho es típico cuando esta descrito en la ley penal, por ejemplo el que mate a otro constituye el delito de homicidio).

Antijuricidad. Constituye la valoración de la conducta humana en relación al delito de tal forma que existirá una conducta antijurídica cuando inflinge el ordenamiento jurídico. Existen hechos que aparentemente constituyen un delito pero que la ley los exime de responsabilidad o los justifica que son las llamadas causales de justificación señaladas en el artículo 10 del código penal, como por ejemplo la legítima defensa.

Culpabilidad. Es el actuar culposo con culpa y no dolo, es un actuar negligente, imprudente que causa un daño sin la intensión de quererlo hacer, como por ejemplo si una persona tiene un arma y alguien lo obliga a disparar y mata a alguien (o sea que mata pero sin querer a hacerlo).

 

 

http://ciudadbarcelona.olx.es/abogados-laboralistas-llama-699-333-465-cataluna-catalunya-iid-113104551